El 2020 llegaba cargado de innumerables expectativas, planes, metas por cumplir, en fin, todo lo que solemos proponernos al iniciar un nuevo año. De pronto todo lo que teníamos planeado se vio truncado por este virus que ha paralizado el mundo.

Han pasado ya más de 60 días de cuarentena, 60 días en los que estamos en casa cuidándonos, pasando el tiempo en familia, un tiempo que jamás creímos que podríamos tener. A este tiempo al que he denominado pausa obligatoria, pero necesaria, puedo decir que me deja mucho aprendizaje. Añoro y valoro, aún más, el abrazo de mi madre; los cafés de media tarde mientras acompañaba a mi hijo al futbol; ver a mis amigas; recoger a mis hijos del colegio; mis visitas a las tiendas acompañadas de los desayunos con mi partner…En fin todas esas pequeñas cosas que parecían tan rutinarias, que eran tan de siempre y que ahora no sabemos cuándo podremos volver a disfrutar.

Desde mi lado emprendedor debo decir que esta difícil situación me hace más fuerte, reconozco que los primeros quince días de cuarentena estaba en shock, sin saber qué hacer, ha habido momentos de llanto, de sentirme atada o sentir que vivía una pesadilla, esas en las que sientes que quieres gritar y por más que intentas no puedes, ¿te ha pasado?

Cuando anunciaron los últimos quince días de cuarentena fue mi peor momento, pero ese mismo día me dije ¿has luchado tanto para rendirte hoy? Pues no, jamás me rendiré, mis sueños no se apagarán y aunque para muchos sea demasiado soñadora o poco realista creo firmemente que todo lo que te propongas lo puedes conseguir. Sé que falta poco y que esta pausa servirá sólo para tomar el impulso necesario para salir más fuertes que nunca a luchas por nuestros sueños.

No dejes de soñar, No dejes de luchar.
Cuéntame, ¿a ti que te deja esta cuarentena?
Que tengas lindo inicio de semana,
Cariños,
Need Help? Chat with us

Ingrese sus datos

Ud es importante para nosotros, si tiene alguna duda o pregunta no dude en contactarnos

(*)Todos los Campos son obligatorios